Mañana, sábado 27 de febrero, mientras los rusos toman Astorga el PP se manifiesta en COSAMAI en defensa de la Diputación. Se dará la curiosa paradoja de ver como los propios privilegiados se defienden a sí mismos sin pudor. Si van a la mani, lleven corbata.

Es complejo entender por qué han elegido COSAMAI. ¿Peligraría el Centro si desaparecieran las Diputaciones? parece obvio que no ¿Entonces?

Si lo que pretende el PP es defender sus privilegios hacen bien en defender las Diputaciones. Si lo que pretenden es defender el centralismo se comprende también. Porque esta bicentenaria institución, heredera de las Juntas Revolucionarias, es a esos dos fines a los que sirve: nido de caciquismo y garantía del centralismo que no termina de comprender España(s).

Mientras tanto el PSOE defiende una cosa en un sitio y en otro otra. La descomposición de los privilegios tiene que ser muy dura.

Y todo apunta a que las Diputaciones no van a desaparecer.

Pero la izquierda erre que erre con la república federal y la comarcalización del territorio para la gestión de los intereses supralocales.

Quién sabe, mañana lo mismo escuchamos a los peperos decir que defienden las Diputaciones para defender el mundo rural sin mencionar el caciquismo y sus privilegios, olvidando que el PP ha condenado al mundo rural al más absoluto olvido.

Juan de la Cosa.

Anuncios