IMG-20160323-WA0005.jpgPP, PSOE, UPL y Coalición por el Bierzo han alcanzado un acuerdo a la baja en la Junta de Portavoces celebrada ayer con carácter extraordinario para sacar adelante en el Pleno de esta mañana, también extraordinario, la propuesta que antes de ayer quedó sobre la mesa a causa de la oposición mostrada por todos los grupos representados en la institución provincial, a excepción del PP.

En el acuerdo se pide a la Junta “tener en cuenta” las alegaciones presentadas por los Ayuntamientos al mapa de ordenación de los servicios. De este modo la Diputación sorteará el trámite de alegaciones sin plantear una defensa clara de sus municipios, por lo que la decisión final queda en manos de la Junta de Castilla y León.

En cualquier caso, no parece improbable que la Junta tenga en cuenta las alegaciones de los municipios cepedanos y maragatos que abogan por la separación en dos LERUR, dado que existe una opinión unánime al respecto.

Al margen del acuerdo quedó Miguel Flecha de En Común – IU, por entender que la autonomía local se debe defender con mayor firmeza y porque se trata de un proceso planificado de arriba a abajo que carece de sentido.

Anuncios