Imagen5.pngSi en 2018, el mérito de que no subiera el IBI se repartió entre IU Astorga (por las alegaciones y recursos que presentamos) a partes iguales con un no menos meritorio PP (por su desastrosa gestión y su monumental despiste), en 2019 hay que atribuir todo el mérito indiscutiblemente a la UDEF y a la Fiscalía Anticorrupción.

Porque el PP había anunciado su firme intención de que el IBI subiera este año, ya que el año pasado habíamos logrado frenar sus aspiraciones.

¿Cómo iban a pagar las obras comprometidas con el Patatero a adjudicar en los términos pactados el megacotrato de limpieza y además comprar a los medios que se dejan enredar? La corrupción es cara y además hay que “hacer cosas”, por lo que subir este importante impuesto era fundamental para sus planos. La disputa existente entre Ortiz y Guzmán Fidalgo era precisamente sobre como afrontar esta cuestión.

La operación enredadera, además de evitar que el PP nos subiera el IBI nos recordó que de la corrupción se benefician unos pocos, pero que sus consecuencias las pagamos todos.

Anuncios